El plan de empresa antes de emprender

El plan de empresa antes de emprender

Antes de emprender y realizar un negocio, se deben llevar a cabo varias acciones de estudio y análisis de la viabilidad del proyecto, además de obtener una amplia perspectiva sobre la situación actual del mercado y de las empresas que participan en el mismo. El plan de empresa es el documento que se encarga de recoger toda esta información, con la finalidad de establecer las estrategias necesarias para que el proyecto pueda ser rentable una vez se ponga en marcha.

Un plan de empresa hecho de forma adecuada es vital en todos los emprendimientos, independientemente del tamaño de la nueva empresa, de los recursos disponibles y de la experiencia del empresario. Además, este documento también se puede renovar cuando la empresa ya está establecida, con el fin de incrementar la productividad y la eficiencia, o bien desarrollar nuevos proyectos y ampliar las actividades del negocio.

Qué es un plan de empresa

También conocido como plan de negocios, es un documento que debe desarrollar cualquier emprendedor antes de iniciar su proyecto, con el objetivo de conocer su viabilidad, es decir, si es rentable o no ponerlo en marcha. Se revisan todos los aspectos relevantes que puedan afectar a la misma, desde la capacidad económica hasta los recursos humanos, y permite delimitar los objetivos y desarrollar las diferentes estrategias a seguir en los primeros pasos de la empresa.

En otras palabras, es una guía que permite controlar el progreso del negocio en su etapa inicial, además de establecer las posibles soluciones a problemas que se puedan presentar dadas las características particulares del negocio. Además, su elaboración permite presentar el proyecto a potenciales inversores o colaboradores, por lo que es una carta más para obtener financiación, siempre y cuando podamos demostrar que el proyecto cuenta con bases sólidas y va a ser rentable.

Desarrollo del plan de empresa antes de emprender tu negocio

El plan de empresa debe contar con ciertos apartados para que sea completo y fiable, y el emprendedor tiene que estudiar varios aspectos con anterioridad, con el fin de que esta información sea veraz y se ajuste a la realidad. Por tanto, te vamos a mostrar los aspectos a tener en cuenta y el contenido que debe incorporarse a todo plan de negocio.

¿Qué debo estudiar antes de desarrollar mi plan de empresa?

La redacción de un plan de negocio debe hacerse tras estudiar varios factores imprescindibles que, sin ningún tipo de excepción, deben estar claros y decididos antes del inicio de la actividad de la empresa:

  • Clientes. En primer lugar, debemos determinar y definir el perfil de cliente hacia el que se van a dirigir las estrategias de la empresa, con el fin de desarrollar productos y/o servicios que cubran sus necesidades y resuelvan sus problemas.
  • Productos y servicios. Una vez conocido el cliente ideal, tenemos que desarrollar las propuestas de productos y/o servicios que vamos a ofrecer, planteándonos el valor que estos ofrecen a los usuarios y los factores que van a diferenciar nuestra oferta de la de la competencia.
  • Forma jurídica. Es importante definir si vamos a constituir una sociedad o realizaremos la actividad como autónomo. En el primer caso, también hay que elegir la forma societaria que más se ajuste a nuestros objetivos.
  • Competencia. Hay que tener una amplia visión sobre los actuales competidores del mercado, sus estrategias y el valor que ofrecen a través de sus productos y servicios.
  • Necesidades para desarrollar la actividad. Los medios para desarrollar la actividad también deben estar claros desde un principio: recursos disponibles, potenciales inversores, medios físicos necesarios (oficina, material, maquinaria…).

¿Qué contenido debe tener mi plan de empresa?

El plan de empresa es un documento bastante amplio y complejo, por lo que su redacción y sus contenidos dependerán, mayoritariamente, de las particularidades del negocio en cuestión. Sin embargo, existen unos apartados imprescindibles en cualquier plan de negocio:

  • Identificación del proyecto y sus promotores. Se indicarán los datos más importantes del proyecto (localización, forma jurídica, nombre de la empresa) y de los emprendedores involucrados en la misma (nombre y datos personales, experiencia y formación de los mismos).
  • Idea principal de negocio. En este apartado describiremos las razones que nos llevaron a desarrollar este proyecto, describiéndolo y determinando las bases de la empresa. Además, se debe especificar el sector en el que se desarrollará la actividad y el valor que aportan los productos y/o servicios a los clientes.
  • Análisis del mercado. Es uno de los puntos más relevantes, ya que en él se debe desarrollar un amplio estudio del mercado, su evolución y características. Existen distintas técnicas que se suelen utilizar para definir este apartado, como el análisis PESTEL (estudio del entorno político, económico, sociocultural, tecnológico, legal y medioambiental), pero existe una totalmente imprescindible: el análisis DAFO. Este se encarga de determinar las debilidades, amenazas, oportunidades y fortalezas del mercado, para definir el plan de actuación en función de cada uno de los apartados.
  • Estrategia de producción. En ella se desarrollan los aspectos relacionados con la prestación de los servicios o la fabricación de los productos, identificando las partes del proceso de producción y detallando la organización de los sistemas utilizados para ponerlo en marcha.
  • Estrategia de marketing. Incluye todas las actuaciones comerciales que desarrollará la empresa para publicitar y dar a conocer la marca de cara al exterior. Además de la planificación de las ventas, debemos incluir las 4 P: precio, producto, promoción y distribución.
  • Estrategia de recursos humanos. Debe recoger todo lo referente a la parte humana y de personal del proyecto: organigrama, equipo directivo, puestos necesarios y funciones de cada uno de ellos, necesidades de personal y políticas a seguir dentro del departamento.
  • Estrategia económica-financiera. Determina la forma de financiación del negocio: inversiones necesarias para su puesta en marcha, financiación del proyecto, vías de generación de ingresos y estimación de resultados.

El plan de empresa incluye la idea de negocio y todos los factores relevantes para analizar su viabilidad e impacto en el mercado donde la empresa vaya a desarrollar su actividad. En GDN Asesoría, pese a no redactar planes de negocio, te orientamos sobre la mejor forma para realizarlo en función de las características particulares de tu proyecto.

Si te ha parecido interesante, compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Atención especializada para tu negocio

ELIGE LOS SERVICIOS QUE MEJOR SE ADAPTAN A TUS NECESIDADES

asesoria en santander para emprendedores

Estoy tramitando el lanzamiento de mi proyecto o llevo pocos años. Quiero cumplir correctamente con mis obligaciones legales.

asesoria en santander para autonomos

Necesito conocer otras formas de gestionar mi negocio, saber si me interesa constituir una sociedad, si tengo derecho a subvenciones o ayudas.

asesoria en santander para sociedades

Necesito ajustar los costes laborales, la Seguridad Social y, sobre todo los impuestos. Definitivamente creo que pago demasiado.