Modelo de negocio en el emprendimiento

Modelo de negocio en el emprendimiento

Antes de iniciar una actividad profesional, ya sea por cuenta propia o a través de una nueva empresa que hayamos fundado, es importante que te plantees qué es un modelo de negocio y cuál es su importancia para empezar de la mejor manera posible. Esta herramienta de análisis te permitirá contar con una perspectiva global sobre tus objetivos como emprendedor y lo que planteas para tu negocio, por lo que es indispensable en los comienzos de cualquier empresa.

Qué es un modelo de negocio

El modelo de negocio o modelo de empresa es un documento en el que se plasman los métodos y procesos a través de los cuales tu negocio genera valor y lo transmite a los clientes. Debe ser ordenado y estructurado a través de distintas etapas que expliquen con detalle lo que hace la empresa, cómo lo hace y por qué lo hace. Con un buen modelo de negocio, podemos comprender el funcionamiento del negocio, detectando debilidades y fortalezas para corregirlas y potenciarlas, respectivamente.

Un buen modelo de negocio es clave para que tu empresa pueda mantener una generación de ingresos constante a lo largo del tiempo. Tanto los nuevos negocios como las empresas ya establecidas pueden reestructurar o realizar un nuevo modelo para actualizarse y mejorar sus resultados. Sabiendo cómo es un modelo de negocio, también debemos conocer lo que este aporta a tu emprendimiento:

  • Plasmar la situación actual de la empresa para evaluarla y efectuar los cambios adecuados.
  • Identificar y crear nuevas oportunidades de innovación.
  • Considerar elementos, tareas o actividades que carecen de relevancia y eliminarlas desde el inicio.
  • Evaluar desde una perspectiva global el proyecto, sus objetivos y los medios empleados para conseguirlos.
  • Integrar los procesos y los objetivos para que todos los participantes en el proyecto trabajen en consonancia.
  • Obtener propuestas de valor interesantes para el buen funcionamiento del negocio.

Estos son, de manera resumida, las principales aportaciones de un modelo de negocio de empresa. Si lo miramos desde fuera, podemos verlo como una guía global del negocio, que nos permite identificar todos sus componentes: recursos disponibles y necesarios, objetivos propuestos, tareas y actividades a desarrollar, personal necesario, proveedores, clientes…

Cómo elaborar un modelo de negocio perfecto para tu emprendimiento

No existe una vía predeterminada para realizar un modelo de negocio, ya que cada emprendedor puede desarrollarlo de la forma que crea conveniente en su caso particular. Sin embargo, el modelo Canvas es el más conocido internacionalmente en este sentido, y divide el modelo en 9 etapas o fases diferentes que, en consonancia, permiten al empresario tener esa visión general de su negocio tan deseada para los inicios del emprendimiento. En GDN Asesoría, pese a no desarrollar directamente modelos de negocio de empresa, te asesoramos sobre las mejores vías para hacerlo en tu caso particular, por lo que no dudes en contactarnos si vas a emprender.

Segmentos de mercado a atender

Es el primer punto que hay que realizar a la hora de desarrollar el modelo Canvas, y consiste en estudiar y definir el perfil de clientes hacia el que se va a destinar la oferta de productos y/o servicios de la empresa. En este primer apartado buscamos al tipo de persona hacia la que nos queremos dirigir, por lo que es fundamental dedicarle tiempo y esfuerzo, ya que tendremos en mente este cliente durante el resto del proceso.

Propuesta de valor

Tras definir el cliente tipo debemos pasar, inmediatamente, a detallar la solución que nuestra empresa va a proponer para solventar un problema o necesidad que tenga ese cliente tipo. Además, tenemos que buscar factores que nos diferencien de la competencia, ya que no nos vale con ofrecer un producto idéntico a otros que ya están en el mercado.

Canales y vías de distribución

Para hacer llegar nuestro producto y/o servicio a los clientes, debe haber algún canal que nos permita realizarlo de forma eficaz y eficiente. Los procesos de venta son muy importantes para cualquier emprendimiento, por lo que debemos escoger un canal idóneo para la actividad que realizamos y para el tipo de cliente que hemos definido anteriormente.

Relaciones con los clientes

Las relaciones con los clientes son clave para recibir feedback y solucionar cualquier inconveniente o duda que puedan tener durante el proceso de venta. En este apartado debemos indicar los canales de comunicación que se utilizarán para gestionar esa relación con los clientes, así como las maneras en las que vamos a mantenerla a lo largo del tiempo.

Fuente de ingresos

Estudiaremos y apuntaremos todas las vías de ingresos que tendrá nuestro negocio, es decir, toda actividad o proceso que represente una entrada de capital. Incluiremos la venta directa de los productos y servicios, que representa la mayor parte de los ingresos de cualquier emprendimiento, así como las suscripciones, arrendamientos, patrocinios o licencias.

Actividades y tareas clave

Para ofrecer la propuesta de valor que redactamos anteriormente, debemos saber que estrategias y actividades necesitamos para llegar hasta ese punto. Este apartado hace referencia a todas las actividades que sean necesarias para cumplir con lo estipulado en el resto de las etapas del modelo.

Recursos clave

Son los activos que necesita la empresa para poder desarrollar la actividad que plantea. Existen diferentes tipos de recursos clave:

  • Humanos (personal cualificado).
  • Físicos (los activos que necesita la empresa: maquinaria, ordenadores, papel…).
  • Intelectuales (marcas, patentes, licencias, el propio conocimiento y la experiencia de los trabajadores).
  • Financieros (recursos humanos, flujos de fondos, fuentes de ingreso…).

Asociaciones y alianzas clave

Las relaciones con socios y aliados comerciales son clave, sobre todo en pequeños negocios que van a comenzar a realizar su actividad, ya que pueden aportar recursos importantes para su desarrollo. Generalmente, dentro de este grupo encontramos a los proveedores y los patrocinadores de la empresa.

Estructura de costes

Por último, los costes también deben tener un apartado único a tratar dentro de este modelo, en el cual tendremos que incluir todas las inversiones necesarias para poner en marcha el proyecto, así como los gastos fijos y variables que se tendrán una vez inicie la actividad, todo ello analizado y comparado con los ingresos esperados. Desde GDN Asesoría te podemos orientar especialmente en este apartado para que conozcas, por ejemplo, los costes de personal de tu proyecto empresarial.

Ahora sabes cómo elaborar y qué es un modelo de negocio, y tienes las pautas necesarias para empezar a desarrollar el tuyo en tus nuevos emprendimientos. Este documento es fundamental para empezar cualquier proyecto, ya que será la guía que debes seguir para cumplir los objetivos y obtener rentabilidad, tanto en el corto como en el largo plazo.

Si te ha parecido interesante, compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Atención especializada para tu negocio

ELIGE LOS SERVICIOS QUE MEJOR SE ADAPTAN A TUS NECESIDADES

asesoria en santander para emprendedores

Estoy tramitando el lanzamiento de mi proyecto o llevo pocos años. Quiero cumplir correctamente con mis obligaciones legales.

asesoria en santander para autonomos

Necesito conocer otras formas de gestionar mi negocio, saber si me interesa constituir una sociedad, si tengo derecho a subvenciones o ayudas.

asesoria en santander para sociedades

Necesito ajustar los costes laborales, la Seguridad Social y, sobre todo los impuestos. Definitivamente creo que pago demasiado.