Método DAFO: el pre-emprendimiento

Método DAFO: el pre-emprendimiento

A la hora de emprender un negocio, el empresario tendrá que pasar por una larga y compleja fase previa en la que analizará el mercado, sus oportunidades, puntos fuertes y débiles, para tomar decisiones óptimas y generar valor a través de sus productos o servicios. En este procedimiento, el método DAFO es una herramienta vital, ya que permite preparar el futuro de la empresa en todos los horizontes temporales: corto, medio y largo plazo.

Si buscas emprender un negocio, te recomendamos consultar nuestro artículo Emprendimiento: pasos para montar un negocio. Hoy, trataremos todo lo referente al plan DAFO, con el cual las compañías pueden analizar su situación, tanto interna como externa, con respecto al mercado, y que se ha convertido en una de las herramientas indispensables para todo emprendedor que desee sacar el máximo rendimiento a su proyecto de negocio.

Qué es el análisis DAFO

El análisis DAFO es una técnica utilizada por las empresas de cara a mejorar la toma de decisiones estratégicas, y se incluye en los planes de negocio de estas (en algunas ocasiones, también en un estudio de mercado). Trata de realizar un amplio análisis de las características internas y la situación del entorno, acaparando cuatro ejes vitales que se analizarán en una matriz y dan nombre a sus siglas:

  1. Debilidades. Características internas del negocio que suponen impedimentos o limitaciones a su desarrollo.
  2. Amenazas. Características externas que afecten directamente al desarrollo o la viabilidad del proyecto.
  3. Fortalezas. Ventajas competitivas, recursos y capital valioso que posee la empresa.
  4. Oportunidades. Factores externos ajenos al negocio que pueden potenciar su desarrollo.

Umbral de rentabilidad y análisis de costes en el DAFO

Un sistema DAFO puede ser útil, entre muchas cosas, para calcular de forma mucho más precisa el umbral de rentabilidad de una empresa. A la hora de detallar y analizar los cuatro ejes mencionados anteriormente (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades), el análisis DAFO tiene en cuenta los costes fijos y variables del negocio, por lo que es imprescindible que estos se hayan calculado previamente para que el resultado del umbral de rentabilidad sea lo más preciso posible.

Viendo un ejemplo en DAFO, si los costes fijos de una empresa son muy elevados, podríamos encontrarnos frente a una debilidad muy importante, ya que el umbral de rentabilidad será muy elevado y cabe la posibilidad de que no se alcance al final del ejercicio. Por otro lado, algunos factores externos a tener en cuenta pueden modificar drásticamente los costes variables del negocio, algo que terminará convirtiéndose en una amenaza y repercutirá directamente en los resultados de explotación.

Los costes laborales suelen convertirse en uno de los apartados más complicados a gestionar por cualquier emprendedor en este sentido. Poco a poco, los negocios que operen por buen camino necesitarán más y más trabajadores que puedan aumentar la producción, por lo que estos costes se incrementarán proporcionalmente a lo largo del tiempo. Determinarlos con precisión en el DAFO de una empresa y analizarlos de forma adecuada es vital para que se pueda actuar en consecuencia con cada situación particular en la que se encuentre el negocio.

Tipos de análisis DAFO

Sabiendo qué es DAFO, se pueden ejecutar cuatro tipos de estrategias directamente relacionadas con su resultado:

  • Estrategias defensivas o reactivas. Potencian las fortalezas (internas) de la empresa frente a las amenazas (externas) que esta pueda tener. Un ejemplo muy habitual de una estrategia defensiva es la bajada de precios frente a un descenso en la demanda de productos.
  • Estrategias ofensivas. Se busca una relación entre los dos puntos fuertes de la empresa: fortalezas y oportunidades, tanto en lo interno como en lo externo. Se suele ver a través de estrategias de promoción agresivas en momentos de mucha demanda.
  • Estrategias de supervivencia. Se ejecutan tras relacionar los puntos débiles de la empresa: debilidades y amenazas, obteniendo la posición real de la empresa frente a su competencia, y se actúa en función de las circunstancias.
  • Estrategias adaptativas. Se corrigen las debilidades internas a través de la búsqueda de oportunidades en el mercado.

Cómo aplicar el método DAFO correctamente

En el papel, el modelo DAFO no es más que una exposición sobre la realidad de la empresa y su entorno. Por ello, es vital que el empresario sea capaz de interpretar este análisis y pueda actuar en consecuencia, para lo que debemos fijarnos en dos puntos importantes:

  1. Comparar tu DAFO con el de la competencia, con el fin de generar una realidad mucho más completa. Al hacer esto, se consiguen identificar aquellos factores que son importantes de verdad, al igual que se pueden desechar algunos que se consideraban positivos (o negativos) y no tienen tanta importancia. Por ejemplo, si el servicio de atención al cliente se consideró una fortaleza, pero toda la competencia también tiene un gran servicio de atención al cliente, ya se puede intuir que este factor no genera una ventaja competitiva en este mercado.
  2. Realizar un análisis totalmente imparcial de la situación actual del negocio. Termina siendo un punto muy complicado, ya que se tiende a sobrevalorar lo positivo (fortalezas y oportunidades) y a restar importancia a lo negativo (debilidades y amenazas), afectando negativamente a la toma de decisiones.

Análisis interno

El análisis interno, tanto de fortalezas como de debilidades, trata los siguientes factores:

  • Patrimonio y situación financiera. Se tienen en cuenta todas las variables relacionadas con ambos términos: ratios, bienes sujetos a valoración, nivel de endeudamiento, valor de las patentes…
  • Marketing. Posicionamiento dentro del mercado, promoción y distribución, alcance…
  • Producción. Capacidad productiva, punto de equilibrio, estructura de costes productivos…
  • Recursos Humanos. Organigrama, cultura, misión, visión, procesos de selección, productividad y formación de los trabajadores…

Análisis externo

Dentro de las debilidades y amenazas, se analizarán:

  • El sector y la competencia, prestando especial atención a sus estrategias (precios, distribución, marketing), y tendencias.
  • Clientes y su efecto en el mercado, estudiando con detalle el público objetivo del negocio.
  • Entorno. Factores políticos, geográficos, tecnológicos, ambientales, económicos y sociales.

Te hemos contado todo sobre el método DAFO y su importante papel a la hora de preparar un emprendimiento. En GDN Asesoría te ofrecemos asesoramiento dentro de los apartados fiscales y laborales de tu nuevo negocio, pudiendo orientarte durante todo el proceso de emprendimiento, buscando la mayor eficiencia, productividad y retorno.

Si te ha parecido interesante, compártelo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Atención especializada para tu negocio

ELIGE LOS SERVICIOS QUE MEJOR SE ADAPTAN A TUS NECESIDADES

asesoria en santander para emprendedores

Estoy tramitando el lanzamiento de mi proyecto o llevo pocos años. Quiero cumplir correctamente con mis obligaciones legales.

asesoria en santander para autonomos

Necesito conocer otras formas de gestionar mi negocio, saber si me interesa constituir una sociedad, si tengo derecho a subvenciones o ayudas.

asesoria en santander para sociedades

Necesito ajustar los costes laborales, la Seguridad Social y, sobre todo los impuestos. Definitivamente creo que pago demasiado.